Othello ú Otelo es una película de drama de 1952, basada en la obra teatral homónima de Shakespeare y escrita, producida y dirigida por Orson Welles. Está protagonizada por Micheál MacLiammóir como Iago, Robert Coote como Roderigo, Suzanne Cloutier como Desdemona, Michael Laurence como Cassio, Fay Compton como Emilia y Doris Dowling como Bianca.

Otelo, «el moro de Venecia», es un oficial enamorado de Desdémona que deberá luchar primero contra su futuro suegro, Brabancio, un personaje racista que no desea casar a su hija con un negro; y que después deberá luchar contra el demonio de los celos. Yago será el encargado de sembrar la semilla de la desconfianza en Otelo. Haciéndole creer que su esposa le es infiel con Casio, cosa que provocará el conocido y trágico desenlace final.

Uno de los proyectos más complicados de Orson Welles,Otelo fue filmada erráticamente durante tres años. El rodaje comenzó en 1949, pero tras pocos días de rodaje tuvo que interrumpirse: el productor italiano de la película anunció que estaba en bancarrota. En lugar de abandonar el rodaje definitivamente, Welles como director comenzó a invertir su propio dinero en el proyecto. La película encontró algunas soluciones imaginativas a una serie de problemas logísticos: la escena en la que Rodrigo es asesinado en un baño turco se ideó así porque los trajes no estaban acabados. Una de las escenas de lucha se inicia en Marruecos, pero su final fue rodado en Roma varios meses después. Para ayudar financieramente a su película, Welles invirtió el dinero que iba ganando en su trabajo de actor en Europa, como en The Third Man (1949). Pero este rodaje se paralizó varias veces durante meses, mientras él iba a recaudar fondos; y estas pausas se complicaron aún más por la disponibilidad cambiante de los diferentes actores, lo que significa que algunas partes clave (como Desdémona) tuvieron que ser reformulada, y escenas enteras debieron rodarse de nuevo. Este largo rodaje se detalla en el libro de Micheál MacLiammoir Poner dinero en tu bolsa.

Welles quedó, al parecer, muy satisfecho con banda sonora de la película compuesta por Angelo Francesco Lavagnino, quien igualmente haría las partituras de dos posteriores películas de Welles sobre Shakespeare: Chimes at Midnight (Campanadas a medianoche, 1965) y El mercader de Venecia (1969).